Wednesday, January 10, 2007

Demasiado poco ego



Recuerdo la vez que mi amigo Javier, batero de Catervas, sabiendo que me vacila la música del tío Spinetta, me pasó la voz para ir a escucharlo en una clínica de guitarra en el María Angola. Gracias a sus contactos faranduleros, consiguió un par de pases gratis (me gusta la chamba del flaco pero de ahí a pagar para ver cómo aprendió a tocar esas notas tan marcianas hay un trecho). Después de una cola de más de hora y media, en medio de unos 200 fans, apareció Spinetta masticando un chicle de lo más canchero. Aplausos y hurras. Llevaba 25 años sin enseñar la cara por Perú. Se sentó, cogió un micrófono y dijo estar dispuesto a resolver cualquier duda para deleite de su hinchada embelezada. Los que se animaban a preguntarle algo lo hacían no sin antes deshacerse en agradecimientos. Casi entre lágrimas le decían lo mucho que habían esperado ese momento. A veces ni siquiera tenían nada que preguntar (o si lo tenían lo olvidaban de la emoción). Todo más o menos bien hasta ahí, solo por un detalle: ¿dónde estaba la guitarra?. Es decir, eso era una clínica, ¿no? Estuve a punto de hacerle notar al flaco que en la entrada decía bien clarito "Clínica de guitarra", pero me arroché al recordar que yo estaba ahí de puro sapo así que caballero nomás.

Los agradecimientos fellatosos seguían sin parar. Empecé a sentir vergüenza ajena. Con que alguien se los diera al inicio, entendiendo que lo hacía en nombre de toda la sentida asistencia, hubiese estado más que bien. Sin embargo lo único que conseguían era que la cosa se volviera pesadísima y que Spinetta empezara a divagar ante la poca objetividad del personal.

Me pareció que con la poquita cosa que nos solemos sentir frente a algún extranjero exitoso, la "clínica" transcurría con las pautas que me eran familiares. Hasta que sucedió algo imprevisto. Alguien tomó el micrófono pero no para hacer una pregunta, sino para decirle al invitado que en nuestro país también teníamos muy buenos grupos. Tan buenos o mejores que los argentinos de los 60s y 70s (justamente la época en que Spinetta hizo su mejor música con varias bandas). Pero lamentablemente no tuvieron la suerte de hacerse famosos como él. Y se lo dijo con resentimiento. Con una mezcla de sarcasmo y violencia. Lo sorprendente fue que al terminar su comentario, casi todos los presentes se pusieron a aplaudir rabiosamente. Yo no entendía nada. Primero lo sobaron hasta el paroxismo y de repente -zas- una patada en el culo.
¿Qué cosa extraña habita en nuestros egos que nos lleva a querer y odiar tan repentinamente, a escoger pésimos presidentes, a callar cuando en la entrada dice "clínica de guitarra"?

9 comments:

krisofk said...

Pucha tampoco se ve.

rrrrrriane said...

es que spinetta es "otro level"

y es que todos
somos "ciegos sordos mudos"

don omar said...

esperen y van a ver a andres dando su "clinica de comics"...

a ver si hay se queja de las pateria...

Anonymous said...

Estuve en la Clínica del Flaco. Conozco al chico (desde el cole) que hizo esa pregunta, es un músico con un ego más grande que su talento pero aún mucho menor que sus complejos y la pregunta que hizo es típica de él. Su intención expresa fue causar malestar. No viene al caso comparar músicos, cada uno tuvo su oportunidad, pienso que no tenía porque notar cierto resentimiento de nosotros. Spinetta es un músico que hace las cosas bien, en la producción cometieron el error de no darle los instrumentos porque en el hotel protestaron por la "bulla" que iba a ocasionar. Nosotros somos bastante mediocres al momento de comunicar nuestras cosas, personalmente conversé con Spinetta en su venida a Lima y constaté que además de excelente músico es una buena persona.Sobre aquella reunión me dijo que le había llamado la atención la "poca claridad de la gente para comunicarse" aquella vez pero que había disfrutado del cariño de la gente. Pensaba que nadie iba a ir a su concierto y le alegró ver un lleno total. Aprendamos de los grandes y ojalá los podamos luego superar... Buenas vibras.

Christian

Fausto said...

Sabes man? Mi más grande sueño sería hacer lo que tu pero en movimiento, o sea animaciones. Empero, jamas he tenido el tiempo, ni el dinero ni las personas adecuadas para emprender aquello. Me podrias dar unas orientaciones al respecto? Por cierto has tenido la suerte de estar en mi amor imposible: la PUCP.. :'(

Suerte con tu carrera man.

Andres said...

Estuvo bien bueno el concierto. No me parece que Spinetta sea "otro level" sino que es un músico dificil de entender. Es de notas rebuscadas y tendencias al jazz lo que lo aleja un poco de la gente pero lo hace interesante para otros músicos. En mi caso, aprendiz de baterista. Si nos acercamos pensando que determinada música es "otro level" vamos con el prejucio adelante y así de arranque la cosa va mal. Gracias por la buena vibra.
Y lo que me pide el pata Fausto es un poco dificil de responder. No conozco lugares donde enseñen animación. Pero tal vez puedes tratar con el flash que es un programa al alcance de cualquiera con pc.

conciencia said...

"nosotros","todos" son terminos generales,sonaria interesante escribir "yo","tu" y sonaria algo asi,.... y es que soy "ciego,sordomudo",...
un poco fuerte de aceptar no?.
A Spinetta no lo conozco ni escuchado,y eso no me hace mas o menos que nadie... o si?

Cynthia said...

.

Flavio said...

Yo estuve en la "clinica" en la que, en efecto, Spinetta no tocó su guitarra.

Pero fué divertidísimo y esclarecedor. Además, me acerqué a Dios (o sea al Flaco) y le dije: "Flaco, gracias por tantos años de música", y él me dijo: "Y gracias a todos ustedes por su amor."

Saludos Andrés, me encantan tus historietas y me es grato encontrar tu blog. Voy a revisar el resto del blog, y luego comento más.

PD: SPINETTA ES DIOS!!!