Thursday, June 24, 2010

Una pastilla para la moral


1 comment:

Dark Prince said...

Más obsceno es un cacaseno, lo dijo vuestro mentor Heduardo ¿no? Pues resulta que los más cacasenos son los que dicen defender la libertad de expresión ante la embestida de Belmont.

Es que no les creo nadita a los dos: primero ocraM tu amix, pensando en un futuro apocalíptico donde nos sea quitado el porno nuestro de cada día (al cual por cierto no me opongo, si su consumo es personalísimo, íntimo y controlado), y por el otro el hermanón primero usando su ley como máquina del tiempo para su "televisión blanca" y luego pintandose como adalid de la moralidad... ¿porque siempre se tienen que creer representantes de todo lo que es bueno y honorable?